jueves, 26 de agosto de 2010

Políticas de desagregación de redes.

Economía y negocios.
Telecomunicaciones.


De cara a la convergencia tecnológica, nos encontramos ante un nuevo concepto, la desagregación de redes.

Es aquel cuyo objetivo es permitir que los nuevos operadores puedan acceder a las tecnologías y eventuales ventajas de costo de la empresa dominante en un determinado mercado relevante.

Con ello los nuevos operadores pueden buscar una combinación de inversión en infraestructura propia e innovación de uso desagregado de la red de la empresa dominante.

Esto les permitirá competir con dicha empresa utilizando aquellos elementos de red a los que no pueden acceder de manera competitiva en el mercado y que pueden resultar esenciales para proveer servicios de telecomunicaciones.

Un ejemplo de ello podría ser la red de transporte conformada por microondas de alta capacidad o una red troncal de fibra óptica.

Los fundamentos que motivan la desagregación de redes de telecomunicaciones de las empresas dominantes descansan en que de esta manera se puede estimular el acceso de más personas a la banda ancha y telefonía fija-móvil más competitiva.

Esto se produce porque a través de la desagregación de redes la empresa dominante permite que los pequeños operadores que no poseen redes e infraestructura propia puedan tener un acceso a las economías de escalas necesarias para entrar a competir en el respectivo mercado.

El Documento de Referencia de la Organización Mundial de Comercio estimuló considerablemente la tendencia a la desagregación. En ese instrumento se señala que los proveedores importantes deben proveer interconexión en forma suficientemente desagregada para que el proveedor no pague por los componentes o las instalaciones de red que no necesite para suministrar servicios.

Aunque apoya las políticas de desagregación, esta disposición es bastante general y da escasa orientación para aplicar políticas de desagregación nacionales. En muchos países las políticas de desagregación están aún en una fase incipiente. Éste es el caso de Centroamérica.

Estados Unidos, Canadá, Australia, Singapur, Hong Kong y, más recientemente, la Unión Europea, han ideado políticas de desagregación.

El nuevo marco reglamentario para los servicios de comunicaciones electrónicas de la Comisión Europea ha dado un nuevo impulso a la adopción de políticas nacionales de desagregación.

La desagregación se estipula también en otros documentos de reglamentación de la Unión Europea. El Artículo 7(4) de la Directiva sobre interconexión dispone que los elementos de red deben estar lo suficientemente desagregados como para que un solicitante no tenga que pagar por nada que no esté estrictamente relacionado con el servicio solicitado.

Ese mismo artículo sobre la aplicación de la oferta de red abierta (ONP) a la telefonía vocal y sobre el servicio universal de telecomunicaciones en un entorno de competencia (Directiva 98/10/EC) estipula que las tarifas impuestas a las instalaciones adicionales para el suministro de la conexión a la red pública de telefonía fija y los servicios públicos de telefonía fija deben estar suficientemente desglosados, según lo especificado por el derecho comunitario, para que el usuario no tenga que pagar por instalaciones que no resulten necesarias para prestar el servicio solicitado.

Esto tiene su importancia en cuanto no se encarecen los servicios al optimizar la utilización eficiente de los recursos de red disponibles.

Desde luego esto implica contar con una política cabal de desagregación obligatoria, ya que podría presentarse el efecto negativo de disuadir la construcción de componentes de red eficaces y menoscabar una competencia basada en la infraestructura. Esto puede evitarse si los precios, criterios y las directrices de desagregación se fijan adecuadamente.


Por: Hjalmar Ruiz Tückler.
Consultas: hjalmar@rcrtelecom.com.ni

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Flag Counter

free counters

Amung Map

Amung Counter

World Clock

Time World

 
 

Labels