domingo, 26 de diciembre de 2010

Ventas y aspectos anti competitivos.

Economía y negocios.

Tele comunicaciones.

En el contexto de la globalización y la liberalización de los mercados de telecomunicaciones, el derecho y la política de la competencia están cobrando una importancia fundamental para las políticas económicas de los países en desarrollo.

Una de las prácticas usuales en estos países lo constituye la venta condicionada, mediante cláusulas de encapsulamiento de productos y servicios en los contratos de servicio.

Una venta condicionada es la venta de un producto o servicio a condición de que se compre otro producto o servicio. La venta de paquetes consiste en la unión de varios productos o servicios en una oferta integrada.

Las ventas condicionadas o de paquetes no son necesariamente abusivas o anticompetitivas. La venta de un producto o servicio puede estar condicionada a otro por razones de seguridad del consumidor o interdependencia técnica, y las ventas de paquetes pueden hacerse para satisfacer las preferencias o comodidad del consumidor.

Estas ventas son abusivas cuando tienen efectos adversos considerables para los consumidores o los competidores. Una forma abusiva es la venta de un producto o servicio en un mercado de gran competencia, cuando está condicionada a otro producto de un mercado monopolístico o menos abierto.

Normalmente, los precios y márgenes del primer producto serían bajos, mientras que los del último serían elevados. Otro ejemplo es obligar a contratar un servicio de mantenimiento al cliente que compra un producto, cuando el mercado de este servicio es muy abierto pero no así el mercado del producto.

Este tipo de ventas se ha convertido en un método de comercialización muy popular en el sector de las telecomunicaciones. Muchos operadores ofrecen paquetes de servicios. Un paquete que se ha hecho muy popular, por ejemplo, está integrado por un servicio de telefonía móvil, un servicio de acceso a Internet y un servicio de televisión por cable, que se venden conjuntamente por un precio que es un diez por ciento menor que la suma de los precios de cada servicio considerados por separado.

Igual que en el caso de las ventas condicionadas, la venta de paquetes puede resultar cómoda a los clientes. Entre otras cosas, el número de facturas que deben pagar es menor. Sin embargo, los organismos reguladores han tenido que enfrentarse a los aspectos desleales de la venta de paquetes en distintos países.

La intervención del regulador se centra normalmente en un reducido número de ventas de paquetes. Una de estas ventas consiste en que un operador ofrezca paquetes de productos o servicios en condiciones que a los competidores les resulte imposible seguirlo.

Este problema es especialmente grave cuando el operador incluye en el paquete un servicio (por ejemplo de telefonía básica local), del cual sea el proveedor monopolístico o dominante.

Otro caso que hace necesaria la intervención del regulador es el de un operador dominante, que proporcione servicios a un competidor que le resulten imprescindibles para competir con el operador.

Un problema semejante surge cuando el operador dominante decide proporcionar a un competidor un servicio ascendente, que forma parte de un paquete de servicios. Dicho de otra manera, el operador dominante puede exigir a los competidores que adquieran no sólo el servicio mínimo que necesitan sino también otros servicios.

Por: Hjalmar Ruiz Tückler.
Consultor.
Consultas: hjalmar.ruiz@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Flag Counter

free counters

Amung Map

Amung Counter

World Clock

Time World

 
 

Labels