sábado, 18 de septiembre de 2010

Instalaciones esenciales y competencia.

Economía y negocios.

Tele comunicaciones.


En el ámbito de la Organización Mundial de Comercio (OMC) se entiende por instalación esencial una red o servicio de transporte de telecomunicaciones público que:
a) es suministrada de forma exclusiva o mayoritaria por un único proveedor o un número limitado de proveedores;

b) su sustitución para proporcionar un servicio no resulta económica o técnicamente viable.

Este concepto es fundamental para aplicar la legislación de competencia en el sector de telecomunicaciones, como un requisito para el desarrollo sostenido del sector y una ampliación en la oferta de servicios y precios.

El documento de Referencia sobre Reglamentación de la OMC indica cuándo y cómo los países signatarios deben garantizar que las instalaciones esenciales se faciliten a los competidores.

Algunas veces se utiliza la expresión “instalación obstáculo” como sinónimo de “instalación esencial”. Sin embargo, con el término “obstáculo” hace hincapié en que la instalación es parte imprescindible de un enlace de comunicaciones, de suministro limitado, y no así en la capacidad de los competidores para reproducir la instalación.

En muchos países se considera a los bucles (alámbricos o inalámbricos) de abonado como una instalación esencial porque:

1) los competidores los necesitan para captar clientes finales;

2) en la mayoría de los casos es el operador dominante quien los suministra;

3) son técnica o económicamente difíciles de sustituir, al menos de forma generalizada.

En consecuencia, los organismos reguladores han exigido a los operadores dominantes que faciliten la competencia suministrando bucles locales a los competidores. Si se prestan otros recursos de bucles locales fijos o inalámbricos, los bucles locales no se consideran instalaciones esenciales.

Garantizar que las instalaciones esenciales estén disponibles para los competidores en condiciones razonables, se ha convertido en un asunto de interés público, ya que la falta de ese acceso afecta a la competencia y la eficacia en el sector de telecomunicaciones.

Por ejemplo, podemos examinar en qué medida es más eficiente recurrir a distintos ISP, operadores internacionales y proveedores de servicios de telecomunicaciones que utilizan las mismas líneas de acceso a la red y los mismos centros de conmutación locales para interconectar a los abonados en una localidad.

Ello es mucho más eficaz que cada operador construya sus líneas de acceso a la red para prestar servicios en la misma localidad.

Si se limita mucho su número, se atentaría contra la competencia ya que los competidores no podrían obtener los componentes de red necesarios en las condiciones idóneas.

Una definición demasiado amplia puede fomentar implantaciones poco rentables o hacer que los incentivos no sean muy interesantes para que los competidores inviertan y desarrollen otras infraestructuras de red.

Debemos tener claro que lo que caracteriza a las instalaciones esenciales es el carácter desagregable de la red, de modo que los componentes o funciones puedan ser ofrecidos, tasados y facturados individualmente, con el objeto que el operador que solicita la interconexión pueda elegir la infraestructura, funciones o componentes que requiere de la red.

Por: Hjalmar A. Ruiz T.

Consultor:

Consultas: hjalmar@rcr.telecom.com.ni

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Flag Counter

free counters

Amung Map

Amung Counter

World Clock

Time World

 
 

Labels