martes, 9 de agosto de 2011

Abuso de Posición Dominante.

Negocios y economía.
Telecomunicaciones.
Abuso de Posición Dominante.
30-10-2010.
En el derecho de la competencia, el abuso de la posición dominante se define como la actuación comercial prohibida, realizada en perjuicio de otras empresas.

Hoy, sin embargo, el concepto de posición dominante incluye una amplia gama de prácticas contrarias a la competencia, que se tipifican en las legislaciones y políticas de muchos países.

Similar, pero más amplio, es el concepto monopolización que aparece en algunas legislaciones. Aunque existen distintas definiciones de posición dominante, todas tienen rasgos comunes. Las características principales de abuso de posición dominante son:

La empresa considerada ocupa una posición dominante en el mercado pertinente.

La empresa considerada se sirve de esa posición para realizar actividades abusivas, que son o pueden ser perjudiciales para la competencia y los consumidores.

El concepto de abuso de posición dominante abarca muchos tipos de conducta. Actualmente se están reconociendo nuevas formas de abuso de posición dominante, principalmente relacionadas con la concesión de licencias de propiedad intelectual y el “control” de la publicidad en los medios de comunicación social.

En los mercados de telecomunicaciones, el abuso de la posición dominante puede hacerse de distintas maneras, siendo las más comunes las siguientes:

Negativa o retraso en lo que respecta a ofrecer instalaciones esenciales a los competidores.

Precios excesivos o condiciones discriminatorias en el suministro de servicios o instalaciones a los competidores.

Fijación abusiva de precios y/o subvenciones cruzadas de los servicios que se prestan en condiciones de competencia con cargo a los ingresos obtenidos de otros servicios, sujetos a una menor competencia.

Paquetes de servicios diseñados para proporcionar a la empresa dominante ventajas exclusivas en los mercados de abonados o que exigen a que un competidor obtenga servicios o instalaciones que no requiere realmente.

La conclusión de que existe posición dominante debe basarse en el contexto y las circunstancias del mercado pertinente. Es difícil dar directrices generales para determinar el nivel de la parte captada, que lleve a la conclusión de que existe posición dominante.

Muchos observadores sugieren que con una cuota de mercado inferior al 35 por ciento es poco probable alcanzar una posición dominante, y que sucede lo contrario cuando esa posición sobrepasa el 65 por ciento.

En general, se observa que incluso una cuota de mercado muy grande no redunda necesariamente en una posición dominante. Esto ocurre precisamente en el caso en que las barreras de entrada sean tan bajas, que el aumento de precios o la reducción de las ventas de una empresa con una gran parte captada impulse la entrada de nuevos competidores.

Si se llega a la conclusión de que una empresa ocupa una posición dominante en un determinado mercado, la cuestión que se plantea es si esa empresa abusa de dicha posición.

Si bien se han aplicado distintos métodos para definir conductas abusivas de la posición dominante, todos se basan en las prácticas perjudiciales para la competencia.

La conducta abusiva se divide frecuentemente en abusos de explotación y abusos de exclusión.
Por: Ing. Hjalmar A. Ruiz Tuckler.
Consultor.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Flag Counter

free counters

Amung Map

Amung Counter

World Clock

Time World

 
 

Labels